Seleccionar página
El uso de medios electrónicos en la nueva ley de contratos públicos

El uso de medios electrónicos en la nueva ley de contratos públicos

Esperando la pronta aprobación de la futura Ley de Contratos del Sector Público continuamos con el repaso de los preceptos donde existe alusión al uso de medios electrónicos y la contratación pública electrónica.

Para conocer los requisitos y régimen jurídico de los medios electrónicos en los procedimientos de contratación pública debemos acudir a la Disposición adicional 16 del proyecto de Ley de Contratos del Sector Público.

Requisitos de medios electrónicos.

Esta disposición de la Ley de Contratos del Sector Público, en primer lugar, exige que las herramientas y dispositivos que se empleen sean no discriminatorios, estén disponibles de forma general y sean compatibles con los productos informáticos de uso general, y no restringirán el acceso de los operadores económicos al procedimiento de contratación.

La gestación acelerada de la nueva ley de contratos del sector público

La gestación acelerada de la nueva ley de contratos del sector público

Esta semana conocíamos que por quinta vez se ampliaba el plazo de presentación de enmiendas a la nueva ley de contratos del sector público. En esta ocasión se fija como plazo máximo el 9 de febrero. Link a la web del Congreso de los Diputados.

El proyecto de Ley, aprobado el 25 de noviembre de 2016, es de una gran complejidad y las enmiendas que están conociéndose no parecen tender a su simplificación.

También desde el ámbito académico se coincide en la necesidad de llevar a cabo una reforma más responsable. Es el caso del Observatorio de Contratos Públicos, donde algunos de sus miembros han difundido un documento que incide en aspectos relacionados con la transparencia y prevención de la corrupción, pero se aportan también reflexiones sobre otros preceptos.

En relación con la contratación electrónica el documento señala que:

La nueva ley de contratos del sector público. ¿una apuesta por la contratación electrónica? (II)

La nueva ley de contratos del sector público. ¿una apuesta por la contratación electrónica? (II)

La contratación electrónica se contempla como obligatoria en el proyecto de ley aprobado el pasado 25 de noviembre para transponer las directivas sobre contratación pública recoge la regulación sobre la contratación electrónica esencialmente en las disposición adicionales decimoquinta y decimosexta, además de las previsiones aludidas en la anterior parte de este artículo.

La Disposición adicional decimoquinta se dedica a las normas relativas a los medios de comunicación utilizables en los procedimientos de contratación.

La nueva ley de contratos del sector público. ¿una apuesta por la contratación electrónica? (I)

La nueva ley de contratos del sector público. ¿una apuesta por la contratación electrónica? (I)

El articulo esboza el estudio de la regulación sobre contratación electrónica de la nueva ley de contratos del sector público.

Esta nueva norma que se aprobaría este año o a primeros del próximo año llevaría a cabo la transposición al ordenamiento español de las directivas del parlamento y el consejo 2014/23, y 2014/24. También ha sido aprobado el proyecto de ley de transposición de la directivas de sectores excluidos, 2014/24.

Más allá de la fecha de aprobación del proyecto (comercialmente denominada black friday) la realidad es que además de tramitarse por procedimiento urgente con las consecuencias que para el debate y elaboración de la norma hubiera merecido corresponde en este momento hacer balance de una norma compleja y difícil de comprender y aplicar.

2 de octubre Obligatoriedad de las relaciones en formato electrónico

2 de octubre Obligatoriedad de las relaciones en formato electrónico

El dos de octubre de 2016 pasará a la historia de España como el día en que entró en vigor la norma que obliga a que todas las relaciones con la Administración sean electrónicas. Así lo impone la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

La Administración electrónica no ofrece sólo una reducción de costes y una mayor agilidad a los ciudadanos y empresas, sino que ofrece más garantías, como señala el Preámbulo de esta norma.

” una Administración sin papel basada en un funcionamiento íntegramente electrónico no sólo sirve mejor a los principios de eficacia y eficiencia, al ahorrar costes a ciudadanos y empresas, sino que también refuerza las garantías de los interesados. En efecto, la constancia de documentos y actuaciones en un archivo electrónico facilita el cumplimiento de las obligaciones de transparencia, pues permite ofrecer información puntual, ágil y actualizada a los interesados”.

Se han acabado los papeles y las facturas “en el cajón”