Seleccionar página
La nueva ley de contratos del sector público. ¿una apuesta por la contratación electrónica? (II)

La nueva ley de contratos del sector público. ¿una apuesta por la contratación electrónica? (II)

La contratación electrónica se contempla como obligatoria en el proyecto de ley aprobado el pasado 25 de noviembre para transponer las directivas sobre contratación pública recoge la regulación sobre la contratación electrónica esencialmente en las disposición adicionales decimoquinta y decimosexta, además de las previsiones aludidas en la anterior parte de este artículo.

La Disposición adicional decimoquinta se dedica a las normas relativas a los medios de comunicación utilizables en los procedimientos de contratación.

La nueva ley de contratos del sector público. ¿una apuesta por la contratación electrónica? (I)

La nueva ley de contratos del sector público. ¿una apuesta por la contratación electrónica? (I)

El articulo esboza el estudio de la regulación sobre contratación electrónica de la nueva ley de contratos del sector público.

Esta nueva norma que se aprobaría este año o a primeros del próximo año llevaría a cabo la transposición al ordenamiento español de las directivas del parlamento y el consejo 2014/23, y 2014/24. También ha sido aprobado el proyecto de ley de transposición de la directivas de sectores excluidos, 2014/24.

Más allá de la fecha de aprobación del proyecto (comercialmente denominada black friday) la realidad es que además de tramitarse por procedimiento urgente con las consecuencias que para el debate y elaboración de la norma hubiera merecido corresponde en este momento hacer balance de una norma compleja y difícil de comprender y aplicar.

2 de octubre Obligatoriedad de las relaciones en formato electrónico

2 de octubre Obligatoriedad de las relaciones en formato electrónico

El dos de octubre de 2016 pasará a la historia de España como el día en que entró en vigor la norma que obliga a que todas las relaciones con la Administración sean electrónicas. Así lo impone la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

La Administración electrónica no ofrece sólo una reducción de costes y una mayor agilidad a los ciudadanos y empresas, sino que ofrece más garantías, como señala el Preámbulo de esta norma.

” una Administración sin papel basada en un funcionamiento íntegramente electrónico no sólo sirve mejor a los principios de eficacia y eficiencia, al ahorrar costes a ciudadanos y empresas, sino que también refuerza las garantías de los interesados. En efecto, la constancia de documentos y actuaciones en un archivo electrónico facilita el cumplimiento de las obligaciones de transparencia, pues permite ofrecer información puntual, ágil y actualizada a los interesados”.

Se han acabado los papeles y las facturas “en el cajón”

La contratación pública electrónica ha llegado para quedarse

La contratación pública electrónica ha llegado para quedarse

En el ámbito comunitario, la contratación electrónica fue mencionada por primera vez en el Informe Bangemann de 1994 y en el Libro Verde elaborado por la Comisión Europea en 1996 sobre la contratación pública, en el que se mencionaba que la política comunitaria de contratación pública debía mirar al futuro y recoger todas las posibilidades que ofrecía el progreso tecnológico.

Poco después, en 1998, la Comisión Europea afirmó que la aparición de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación facilitaban el funcionamiento de los procedimientos de contratación y podrían permitir que la contratación fuera más eficaz, reduciendo la necesidad de una reglamentación tan detallada.

Hoy, todo lo anterior está superado.